Botón de pánico. Presione en caso de emergencia o presencia del jefe
Pon el tuyo
RSS
29 nov 2009

Una cosa piensa el burro, otra quien lo está enjalmando

Autor: | Ver más Textos


El Rabino Isaac Bernstein sufrió un terrible accidente que le provocó entre otras cosas , la pérdida de su pene.
Cuándo visitó al urólogo, desanimado y errático, fue rápidamente reconfortado: “Tranquilo rabino, ahora la ciencia combinada con la técnica, pueden solucionar cualquier problema, inclusive con circuncisión y todo”.
Le entregó un muestrario en el que había un pene pequeño a $ 1.500; uno mediano a $ 3.000 y uno grande a 5.500.
El hombre desechó el pequeño y dudaba entre el mediano y el grande.
Mientras pensaba, el facultativo le dijo que sería conveniente que lo consultara con su esposa.
A Isaac le pareció un buen consejo y llamó a su esposa para explicarle las opciones.
El médico al regresar al consultorio, encontró al rabino mirando hacia el vacío con una mirada triste.
-“Y, amigo, ¿cuál es la decisión?”
-“Sara dice que prefiere remodelar la cocina…”



Anterior: Siguiente:




Deja tu comentario


3 × 9 =