Chistes de finanzas

  1. El esposo millonario que duda de su esposa: Quiero saber si estás conmigo por el interés. Por supuesto que no. Me case sólo por tu capital.
  2. En una plaza, una madre comienza a gritar: Auxilio! Mi hijo se ha tragado una moneda de un dólar y se está ahogando. Inmediatamente un señor se aproxima al niño mientras dice: Déjeme a mí, yo tengo experiencia en estos casos. Toma los testículos del pequeño entre sus manos y comienza a apretar… y en un instante el niño expulsa la moneda.
    Muchas gracias, señor, le dice la madre, agradecida ¿Trabaja usted en medicina?
    No, responde el hombre, soy banquero.
  3. ¿Cómo se dice “banquero” en japonés? Tekito-tu-chosa.
    ¿Y en chino? Pa Ga-yá.
  4. Un pobre: Me da 3.000 Dólares para tomarme un café? ¿Y como es que necesita 3.000 Dólares? Es que querría tomármelo en Brasil.
  5. Un hombre tacaño sufre de un paro cardíaco y es llevado a un hospital de emergencia. El doctor al ver que se empieza a asfixiar, ordena: ¡Rápido, rápido, pónganle la mascarilla! Y el hombre responde rápidamente: ¡¡¡No, no!!! ¡¡La más baratilla por favor!!
  6. Un niño a su padre: Papá: ¿donde esta la tarjeta de crédito? Pues mira hijo, me la robaron hace unos seis meses. Pero papá, ¿no lo denunciaste? Pues no, he hecho cuentas y me conviene mas que la tenga el ladrón a que la tenga tu madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *