El horrendo comercial de Chorizo Goliz

En el Diario Nocturno tenemos una debilidad por los comerciales malos, como el de la casa del alfajor o la funeraria López. Hoy les traemos una catástrofe de comercial en el que chocan una terrible idea con una pésima ejecución.

Se trata del comercial casero de Chorizo Goliz, en el que una mujer con un cojín en el vientre para simular estar embarazada empieza a sufrir de terribles antojos de chorizo para el desayuno. En el peor momento del comercial de esta empresa de carnes frías de Sinaloa, vemos al feto que pide con telepatía a su madre que ingiera rápidamente Chorizo Goliz y transmita sus nutrientes a través del cordón umbilical.

Para rematar, el padre fríe en una sartén quemada un poco provocativo chorizo mientras suena el silbido de “Don’t worry, be happy”, que parece ser el himno de los comerciales malos. Hay que reconocer que si no fuera por esta desgracia de comercial de 2017, ni siquiera sabríamos que el Chorizo Goliz existe.

Ver también:  Perros y gatos interrumpiendo el Yoga

Deja un comentario: