En mi barrio hay fantasmas

En mi barrio hay fantasmas. Siempre que llego a mi casa, cualquiera que sea la hora, los veo en la calle, rondando por ahí. Son flacos como esqueletos. La ropa que usan les queda grande[…]

Conociendo al Capitán Crunch

Nada separa más a las “celebridades” del resto de nosotros que pedirles una foto y fingir que somos viejos amigos. No soy bueno pidiendo autógrafos, tal vez porque me pongo del lado del famoso y[…]